El parlamentario destacó el envío de la iniciativa oficializada por la Presidenta Bachelet y que elimina a la banca del sistema crediticio. El proyecto será analizado por ambas cámaras en el Congreso Nacional.

“Voy a mirar el vaso medio lleno en esto. Se hicieron muchas cosas en educación: gratuidad, inclusión, universidades estatales, quince nuevos CFT estatales en regiones, y ahora hay un proyecto que vamos a tener que discutir en el próximo Congreso, con un nuevo gobierno, pero que sienta las bases para un sistema nuevo desvinculado de la banca, y sobre todo, que se hace parte y cargo de la deuda actual de muchos estudiantes”. Con estas palabras, el senador por la región de Valparaíso, Ricardo Lagos Weber destacó el envío del proyecto que pone fin al Crédito con Aval del Estado (CAE) y que lo reemplaza por un nuevo sistema denominado CEPES, o Crédito Estatal para la Educación Superior.
Tras participar de la ceremonia en que la Presidenta Michelle Bachelet hace envío del proyecto al parlamento, Lagos Weber hizo frente a las críticas respecto a que la iniciativa se presentó durante la última semana de gestión del ejecutivo.
“Creo que hay que ver en detalle el proyecto, pero si hay que mejorarlo está la disposición, hay un gobierno nuevo que llega con otra impronta, con ganas, energía, y que también querrá abordar el tema de los deudores y de un nuevo sistema de crédito. (…) Yo me quedo con que tenemos una base sobre la cual conversar, que saca el crédito del estado de la banca, establece un sistema de bajo interés, que en algunos casos llega a cero, no se acumula la deuda, los morosos no son castigados y se establece un sistema para los actuales deudores que es mejor de lo que tienen. Veamos si lo podemos mejorar, pero yo sería optimista, y qué bueno que Chile tenga la capacidad de otorgar un crédito distinto del que se tenía”, señaló.
Finalmente, tras la ceremonia el ex presidente del Senado declaró estar “optimista” respecto del avance de este proyecto de ley en el parlamento, manifestando su disposición a “perfeccionar” la iniciativa, en caso que así se requiera.
“Existen distintas tazas de interés que siguen siendo bajísimas comparado con el sistema actual. Entonces, yo sería optimista; qué bueno que se envía esto, se gobierna hasta el último día, no se impone nada, porque si a alguien no le gusta, lo puede retirar el gobierno que viene. Si les gusta lo apoyan, si se quiere perfeccionar se perfecciona, y nosotros como parlamentarios vamos a hacer lo mismo, pero ya tenemos algo sobre lo cual conversar”, afirmó el legislador.

.

.