Columna del senador Ricardo Lagos Weber publicada este martes 5 de Marzo en cooperativa.cl.

Por: Ricardo Lagos Weber

En el marco de la discusión de la Modernización Tributaria, el gobierno ha planteado que se debe implementar la Boleta Electrónica, que no es otra cosa, que contar con una mayor y mejor fiscalización online de las ventas sujetas a IVA reemplazando la boleta de papel.

La recaudación estimada por la Dirección de Presupuesto en su Informe Financiero es de US$ 1.181 millones y deben ser rectificados a la baja, como el mismo gobierno ha reconocido.  Sin embargo, más allá de los montos y de la discusión de fondo que debemos dar sobre nuestro sistema tributario para los próximos años, la Boleta Electrónica se debe implementar sí o sí. 

La Boleta Electrónica es algo que debemos hacer como país, al margen de lo que ocurra con el proyecto de Modernización Tributaria.

Si el gobierno no hubiere planteado una reforma tributaria la boleta habría que haberla implementado de todas maneras.

Por eso hemos planteado la necesidad que el gobierno separe el proyecto de ley y dejar los aspectos que recaudan y que estimulan la inversión como la depreciación acelerada en un proyecto de ley corta. De esta forma avanzamos en temas respecto de los cuales hay consenso que son necesarios y nos damos un tiempo adicional para abordar aspectos más estructurales que requieren una discusión más profunda de nuestro sistema tributario.

Implementar la Boleta Electrónica permitiría comenzar a recaudar, y disminuir la evasión desde ahora.  Por eso, es mejor que el gobierno pueda implementar un plan efectivo del uso de la boleta electrónica.

Esta tarea debe desarrollarla en conjunto con los funcionarios de SII y asociaciones de consumidores y de esa forma estar preparados para cuando se deba ejecutar y de esa manera establecer los desafíos que significa contar con esta nueva forma de recaudación.

Contar con Boleta Electrónica es un tema que compartimos con el gobierno, por tanto, consideramos que se puede aprobar de manera más rápida junto a impuestos digitales y a la depreciación que es una medida concreta y directa para la inversión.

El gobierno pide gestos a la oposición y algunos consideramos que debemos comenzar por separar el proyecto tributario, que además está íntimamente ligado a la Reforma de Pensiones, y empezar desde ya con los temas de recaudación para el Fisco.

El gobierno ha sido elusivo a la hora de responder a esta propuesta. Y cuesta entender por qué. Cómo no va a ser buena decisión aprobar, al  corto plazo, aspectos de la reforma sobre los cuales hay consenso que son necesarios y que, además, recaudan recursos para el financiamiento de bienes públicos.