Slider by Diani Beach

“La defensa de nuestros derechos es lo principal y una decisión de Estado”

El parlamentario respaldó la posición nacional sobre esta materia, que se materializó con la presentación de la memoria chilena ante la Corte Internacional de La haya.

Como la “defensa de nuestros derechos”, calificó el senador Ricardo Lagos Weber la presentación de la demanda internacional ante la Haya que realizó esta jornada el gobierno de Chile, respaldando así la ofensiva nacional ante las críticas del Presidente boliviano, Evo Morales, quien acusa un eventual “uso ilegal y abusivo” de las aguas del río Silala, afluente que transita por los territorios de ambos países.

Según el parlamentario que integra la comisión de Relaciones Internacionales del Senado, “por primera vez, Chile ha llevado a otro país ante la Corte Internacional de La Haya. Esto es porque consideramos que en el caso del río Silala, corresponde que éste sea definido como un río de curso de agua natural, tal como ha sido utilizado desde hace muchos años”, agregando que en estas circunstancias, “lo que cabe es apoyar la política internacional que está llevando la cancillería. La defensa de nuestros derechos es lo principal, y es una decisión de Estado”, afirmó.

Respecto de la constante actitud hostil que ha tenido el Presidente de Bolivia en temas bilaterales con nuestro país, Lagos Weber comentó que “es irrelevante en este caso. Estamos defendiendo el derecho de Chile y nuestros derechos como compatriotas, por lo que no nos afecta el ataque de un mandatario externo, por más desagradable que a ratos pueda parecernos”, aseguró.

En marzo de 2016, y tras los constantes emplazamientos del gobierno boliviano sobre los derechos que tendría el país altiplánico sobre el curso de agua del río Silala, Chile decide demandar al vecino país ante La Haya, decisión que se materializó este lunes con la presentación de la demanda chilena, la cual destaca:

1– Que el Río Silala es un afluente de carácter internacional, ya que transcurre por territorios de Chile y Bolivia.

2– Que ambos países tienen derecho a usar razonable y equitativamente dicho recurso.

3– Que Chile tiene pleno derecho al uso que realiza actualmente de esas aguas.

Bookmark : permalink.

Los comentarios están cerrados.