Tras la primera jornada de comisión de Hacienda, el parlamentario adelantó que se acordaron plazos acotados para el despacho del proyecto de Modernización Tributaria desde el Senado y reiteró la propuesta planteada al Ejecutivo para “revisar todas las exenciones tributarias que hay en Chile”, de aquí a junio de 2020.

Jornada intensa en el Ex Congreso Nacional durante la primera sesión de la comisión de Hacienda del Senado y que este jueves, sacó varios temas en limpio. Desde esa instancia, el presidente de dicha comisión, Ricardo Lagos Weber, confirmó que ya existen plazos acotados para la aprobación en el Senado del actual proyecto de reforma tributaria del gobierno, el cual según la calendarización de su trámite, debiera sortear la comisión de Hacienda la próxima semana, para luego votarse en sala durante la tercera semana de enero.

“Es un proyecto que ha sido largamente discutido, se modificó sustantivamente. Con el cambio de gabinete y tras la llegada del ministro Ignacio Briones se le cambió completamente el énfasis al proyecto, a diferencia del proyecto anterior que recaudaba bastante poco y que generaba mucha discusión respecto a elementos que considerábamos regresivos, como lo fue el tema de la reintegración tributaria. Se modificó en base a un acuerdo al que se llegó con el propio ministro y los integrantes de la comisión de Hacienda, y en el cual este es un proyecto que va a recaudar sobre 2 mil millones de dólares, y lo que es muy importante, se introduce un impuesto de carácter progresivo, en el cual se graban con una sobretasa aquellos bienes inmuebles cuyo valor supere los 400 millones de pesos de avalúo fiscal, es decir, estamos hablando de un valor comercial de 800 millones de pesos, alrededor de un millón de dólares”, afirmó el parlamentario.

Según Lagos Weber, “las indicaciones en las cuales llegamos a acuerdo con el Ejecutivo corresponden a alrededor de un total de 200 indicaciones, y nos hemos puesto un plazo, que es despachar del Senado, a más tardar el 14 ó 15 de este mes, léase en 12 días más. Vamos a comenzar a trabajar nuevamente acá en Santiago el próximo lunes, seguiremos el martes, miércoles y jueves donde debería quedar casi listo en comisión de Hacienda para luego ser despachado a sala”.

“Esto va a ayudar a despejar el tema de modernización tributaria, pero no es la reforma de largo aliento que estamos impulsando varios. Porque este proyecto se hizo cargo de algo que ya venía y se decidió despacharlo para conseguir recursos que permitan financiar bienes públicos en una agenda social acotada como es la que ha propuesto el gobierno. Pero para lo que viene en materia de reforma de pensiones, con respecto al salario mínimo garantizado, o en materia de salud y otros, esto va a requerir recursos adicionales a los que Chile tiene y de carácter permanente, y por eso creemos que es importante hacer una segunda reforma con miras a legislar durante los próximos tres o cuatro años, aumentando gradualmente la carga de los patrimonios de más altos ingresos en Chile, que generan mayor actividad económica, y eso requiere de tiempo”, afirmó el legislador.

Para el presidente de la comisión de Hacienda del Senado, “en este entendimiento tributario, ya acordamos con el gobierno darnos un plazo de cinco meses, en el cual vamos a revisar todas las exenciones tributarias que hay en Chile, que son muchas y suman alrededor de 9 mil millones de dólares, para ver cuáles de esas hay que mantener, cuáles habrá que modificar o eliminar para obtener recursos permanentes y hacer una reforma más sustantiva. Para eso, podemos darnos un plazo de aquí a junio para legislarlo durante el segundo semestre de este año, y que quede aprobado en la reforma tributaria, lo cual implicará un alza en los tributos, pero no a partir de 2020, sino que entrará a regir gradualmente durante los próximos cinco años, para permitir que la carga tributaria, esto es, lo que son los tributos versus el producto y la economía chilena crezcan. Esa cifra ha estado estable en los últimos 20 años, y ningún país con el nivel de desarrollo que tiene Chile, y que esperamos mantener en el futuro, puede financiar bienes públicos con una carga tributaria tan baja”.

“La prioridad uno en el corto plazo debe ser acordar el tema previsional”

Consultado en materia de expectativas en lo legislativo para el presente año y también referente a lo económico, el senador Ricardo Lagos Weber se refirió a la compleja situación en el crecimiento por el que atraviesa el país y que se vio reflejado en la baja de un 3,3% en el IMACEC de noviembre pasado, y apuntó, además, al tema de pensiones como una de las principales prioridades legislativas que debe impulsar el gobierno para su discusión en el parlamento este año.

Dadas las cifras económicas conocidas este jueves y considerando el contexto económico actual, el parlamentario señaló que “entendiendo que es una noticia que habla de una contracción económica dentro del contexto actual, es una noticia relativamente positiva, porque lo que dice es que la caída de la actividad económica no se profundizó, pero ciertamente falta mucho para que la economía vuelva a crecer al ritmo que necesitamos”.

En materia de agenda legislativa para este año 2020, Lagos Weber adelantó que, a su juicio, “la prioridad uno en el corto plazo debe ser acordar el tema previsional, que nos ayudará a construir una paz social, y que permita ir retomando los niveles de la actividad económica que son necesarios”, afirmó.

.

.