“El gobierno en su relato está más preocupado de motivar acuerdos para reformular las instituciones políticas y no está viendo que el problema económico se está agravando cada día más”

 

El Senador Ricardo Lagos Weber, presidente de la Comisión de Hacienda del Senado, se refirió a los anuncios pro inversión en materia de infraestructura que realizó el gobierno, “creo que los anuncios en materia económica de acelerar las obras de infraestructura son positivos, pero insuficientes y algo tardíos. Hace meses que ya se podía prever lo que ocurriría producto de la guerra comercial. Se lo planteamos al gobierno en su oportunidad y no vimos una reacción del gobierno, o de su equipo económico.”

El parlamentario afirmó, “espero que el Ministro de Hacienda se coloque más proactivo y creativo, se debe tener un plan previo para enfrentar la crisis y no esperar que se nos instale una crisis, ya que puede ser muy dramático para las familias chilenas,” aseguró.

Lagos Weber aseguró: “El gobierno en su relato está más preocupado de motivar acuerdos para reformular las instituciones políticas y no está viendo que el problema económico se está agravando cada día más y eso lo que afecta a los y las chilenas y terminando de deteriorar cada día más las expectativas económicas”.

En ese sentido, explicó Lagos Weber, “debemos hacer un acuerdo para el crecimiento; que aborde temas como lo son reducir los tiempos para obtener permisos de obras, revisar los tiempos para permisos medioambientales sin  pasar a llevar la regulación ambiental o laboral. Esto lo hacen otros países del mundo donde incluso, tienen legislaciones bastante más exigentes en temas medioambientales que la nuestra, pero cuyos permisos y autorizaciones son sustantivamente más cortos en el tiempo.”

Por último, indicó Lagos Weber, “espero que el gobierno ponga en el centro el crecimiento y el empleo, ya que esa es la forma de enfrentar la crisis que se está produciendo a nivel mundial y que tendrá impacto en nuestra economía, y no concentrarse hacia desviar la atención a algunas reformas institucionales que no son la prioridad número 1”.

.