Tras encabezar la comisión de Hacienda, el presidente de la instancia legislativa aterrizó el balance expuesto por el Banco Central para graficar la incertidumbre que viven muchos comerciantes locales de Valparaíso y otras comunas del país “¿Qué va a hacer el gobierno para ir en ayuda de esos sectores?”, declaró el parlamentario.

Luego que el Banco Central expusiera detalles de su Informe Semestral de Estabilidad Económica en sesión de comisión de Hacienda del Senado, este lunes, y en el cuál hace alusión a cómo podría afectar la actual situación política y social por la cual atraviesa el país, principalmente a la economía local y a las pymes, el senador y presidente de la instancia legislativa, Ricardo Lagos Weber, detalló lo señalado por la entidad como escenario económico para lo que queda de este año.

“La particularidad de lo que ha ocurrido con la movilización social en Chile, es que no tenemos una economía en recesión, donde no tenemos inflación de dos dígitos, ni descontrol en el nivel de precios; tampoco hay una crisis de balance de pagos, es decir, que no podamos hacer frente a nuestros compromisos externos. Entonces, lo que advierte el Banco Central en que, si bien hoy no tenemos una crisis económica producto de la crisis social y política, eso eventualmente podría tener un impacto en la economía; entre otras cosas por las diferentes situaciones en los cortes en las cadenas de pago que podría darse en el comercio tras dos semanas de inactividad económica, donde hay sectores en la pequeña y mediana empresa que tendrán dificultades para hacerse cargo de sus compromisos financieros y obligaciones”, indicó.

Para el presidente de la comisión de Hacienda del Senado, el panorama reflejado en el informe tiene directa relación con la situación que afecta al comercio local en varias ciudades afectadas por saqueos y quemas de locales comerciales en las últimas semanas, particularmente en el caso de Valparaíso, comuna que se vio gravemente afectada por la destrucción y daños al comercio en el plan de la ciudad.

Estoy pensando en Valparaíso, donde una parte importante del comercio fue destruido; hay personas que perdieron sus stock y tienen que pagarlos, tienen que cancelar sueldos, no han podido generar ventas porque estaban cerrados y no hay nada que vender. Entonces, hay una situación que el Banco Central advierte y sobre la cual debemos tener una alerta, por lo tanto, la pregunta es ¿qué va a hacer el gobierno central para ir en ayuda de esos sectores?”, señaló.

Desde esa perspectiva, Lagos Weber aclaró que a su juicio, el Ejecutivo debe generar alternativas y programas de financiamiento que vayan en ayuda de los comerciantes y que genere un repunte rápido en la economía local para así evitar un deterioro mayor en la imagen económica del país. “Esperamos que el Ministerio de Economía pueda poner a disposición una batería de instrumentos para ayudar en este proceso. Esto está en desarrollo y sí impacta también en los mercados internacionales, porque a Chile lo miran desde afuera y ven que tiene una situación política compleja, y eso también hace que, eventualmente, puedan aumentar las tasas de interés internacionales respecto a nuestro país”.

Respecto al nuevo escenario que se plantea y cómo afectará la crisis social en las expectativas de crecimiento que tenía el país antes del estallido social, el legislador aclaró que “cualquier analista objetivo va a decir que las expectativas que habían para el segundo semestre de este año respecto al crecimiento del país, van a verse afectadas producto de lo que ha ocurrido en estas dos semanas y contando, porque este proceso no ha terminado. Lo segundo importante, es saber qué va a significar en cuanto a las expectativas de crecimiento 2020, para el año que viene y que tiene importancia para muchas áreas; ciertamente en la estabilidad económica, la generación de empleos y las remuneraciones, pero también eso tiene implicancias en algo muy concreto que tenemos que discutir ahora, que es la ley de Presupuesto para el año próximo y donde vamos a tener que hacer una revisión para ver cómo estará nuestra economía el próximo año”, señaló el parlamentario, quien además se refirió a la voluntad de diálogo que ha manifestado el nuevo Ministro de Hacienda, Ignacio Briones para revisar la propuesta tributaria del Ejecutivo. “Yo prefiero tener un ministro que sea realista y que anuncie que el IMACEC viene maoma no más (sic), a un ministro que constantemente tenga que estar ajustando las cifras a la baja”, apuntó.

.

.

.

.