Tras las críticas del oficialismo al manejo sobre el desarrollo portuario que ha tenido el edil porteño, el parlamentario desestimó el fondo de los cuestionamientos y apuntó a la falta de iniciativa del gobierno para generar nuevos proyectos regionales.

Ante la ofensiva de críticas oficialistas que se han apuntado en contra de la gestión del alcalde Jorge Sharp, a partir del rol opositor que tuvo el edil durante el último proceso de estudio de la extensión del Terminal 2, el senador Ricardo Lagos Weber cuestionó el fondo de los argumentos emitidos en contra del edil porteño, ya que a su juicio, se basarían en una operación política.

Tras una entrevista en Radio El Conquistador, el parlamentario cuestionó el rol efectuado por el oficialismo desde los inicios del extinto proyecto Mall Barón, y puso sus dudas sobre la forma en que el gobierno enfrentó la movilización de camioneros que bloqueó parte de la Ruta 68 esta semana.

“¿Qué hicieron en estos catorce años? Nada… y en esos catorce años van cambiando las ciudades, las situaciones, y se encontraron con que también tenía problemas de carácter medioambiental y de vías troncales, etc., y capotó el proyecto (Mall Barón). Yo creo que Sharp, probablemente tiene que hacerse cargo de errores que ha cometido porque no es perfecto, pero decir, como lo afirma el senador Chahuán (Francisco), el Intendente y la Ministra de Transportes, en una reunión que sostuvieron hace dos días en la Intendencia y donde la conclusión que sacan es que el drama de Valparaíso se llama Jorge Sharp, es lo más parecido a una operación política bastante ordinaria”, aseguró y agregó: ¿Qué tipo de reunión es en la que se reúnen un Intendente, una Ministra de Transportes, y un senador de la República? ¿Es una reunión de trabajo? Eso es una reunión política, entonces, si esa es la forma como quieren encarar el tema, estamos mal”, apuntó.

Respecto al apoyo político que mantendría el alcalde desde su sector, Lagos Weber agregó: “Yo creo que en su oportunidad, tuvo un tremendo respaldo como quedó demostrado en la elección (municipal 2016). Él pertenece a un movimiento, que es el Frente Amplio, donde son varios partidos y movimientos como tales, pero él tuvo un apoyo que fue transversal en su sector, por lo que no veo por qué eso debiera verse afectado, aunque claramente el gobierno debe tener encuestas que digan que no está tan mal porque sólo se han dedicado a atacarlo. Yo no tengo por qué defender a Sharp, pero me parece muy injusto que un senador de la República que ha sido reelecto y lleva trabajando nueve años en la región de Valparaíso, igual que yo, venga a descubrir ahora los problemas que hay en Valparaíso, mientras que con el ex alcalde Castro no descubrió ninguno. Y con los problemas que tenemos en Viña del Mar con el déficit y la acusación por notable abandono de deberes de la alcaldesa, el senador Chahuán se queda callado”, afirmó.

En torno a los cuestionamientos sobre las escasas iniciativas y proyectos proyectados desde el Ejecutivo para la región, el ex presidente del Senado indicó que “cuando hablan de proyectos de inversiones importantes para la región de Valparaíso, este gobierno echó para atrás el proyecto del embalse Catemu, que permitiría regar y dar agua para el consumo y la agricultura a toda la sección tres y cuatro del río Aconcagua, incluido el Marga Marga, Quillota y La Calera, y este gobierno lo echa para atrás y se quedan todos callados porque ahí no importó. Yo sería un poco más cauto, pero eso de andar apuntando con el dedo, me parece muy injusto”.

.