Ante la baja en las cifras que muestran las expectativas de crecimiento en el país, el presidente de la Comisión de Hacienda, propuso alternativa de aprobación inmediata en el Senado, y que a su juicio “permitiría acelerar la inversión de manera automática y darle un impulso al crecimiento”.

Luego de las escasas cifras que se proyectan para el crecimiento económico de lo que queda del año en Chile, el senador Ricardo Lagos Weber volvió a reiterar al gobierno la urgencia de enviar al parlamento un proyecto de ley corta tributaria que pueda ser aprobado de inmediato por el pleno y que permitiría acelerar la inversión de manera inmediata.

A juicio del parlamentario, “le proponemos al ministro (de Hacienda) que envíe una ley corta de aprobación inmediata que pueda hacerse cargo de la depreciación acelerada con efecto retroactivo desde el 1 de agosto del 2019 y por un 50% de la inversión y de los activos fijos; y de un 100% en el caso de la región de la Araucanía. Así tenemos una forma de acelerar la inversión de manera automática y darle un fuerte impulso al crecimiento, ya que permitiría que las inversiones de capitales se realicen desde ahora, y no habría que esperar hasta el 1 de octubre, como lo plantea el ministro en su propuesta”.

Según advirtió el actual presidente de la comisión de Hacienda en el Senado, “se lo hemos venido diciendo en todos los tonos al ministro Larraín (Felipe); separemos el proyecto de reforma tributaria y avancemos rápido con estos temas al igual que con otros que nos permitan recaudar rápido, por ejemplo, ingresando también la boleta electrónica, con lo que el gobierno podrá recaudar más de 1.000 millones de dólares, de acuerdo al informe financiero”, agregó.

Finalmente, Lagos Weber añadió que, a su juicio, “el gobierno se ha concentrado, en exceso, en la Reforma Tributaria. Llevamos un año y creo que se ha dejado de lado, tal vez sin quererlo, los temas de crecimiento en el país. El Ejecutivo se tomó con mucha liviandad los efectos de la guerra comercial; se lo habíamos advertido y no les habían dado la importancia e impacto que esto tendría sobre la economía chilena”.

.