Durante el lanzamiento del Foro Permanente de Política Exterior, en el Ex Congreso, el parlamentario y miembro de la comisión de Relaciones Exteriores apuntó a una “agenda internacional de carácter reaccionaria” y aludió a un “sesgo comercial” del Ejecutivo, a la hora de firmar acuerdos multilaterales.

El senador e integrante de la comisión de Relaciones Exteriores, Ricardo Lagos Weber, efectuó nuevamente sus descargos respecto a la política internacional que mantiene el gobierno, y que ha tenido su punto culmine en el rol que ha asumido Chile para crear PROSUR, agrupación surgida a partir de la situación política en Venezuela, y que se suma al reciente anuncio del gobierno de retirar a Chile como país miembro de UNASUR.

Ante este escenario, y durante la ceremonia de lanzamiento del Foro Permanente de Política Exterior que, este lunes, se oficializó como un nuevo organismo que será presidido por el director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y que integrarán ex cancilleres y diversos miembros de oposición, Lagos Weber acusó un sesgo comercial del gobierno en política internacional, reiterando la idea de una improvisación del gobierno, lo que a su juicio, se traduciría en una “agenda internacional de carácter reaccionaria”.

“UNASUR, en la práctica, había dejado de funcionar hace muchos años, por lo que era una decisión que se había tomado hace un tiempo ya. Lo que a mí me gustaría es conocer cuál es la política exterior del Presidente Piñera, porque uno se va enterando de a poco de las decisiones en política exterior, y lo que uno ve es una enorme improvisación e incoherencia, por ejemplo, con un multilateralismo a la carta, en el cual una derecha con sesgo comercial aprueba cierto tipo de tratados y pactos internacionales, rechazando simultáneamente lo multilateral en temas migratorios, como fue en el caso del Pacto Global de Migraciones, o medio ambientales como el Acuerdo de Escazú; básicamente, se trata de una agenda internacional de carácter reaccionaria”, agregó.

.

.