Tras conocerse la medida que, en la región de Valparaíso, implicará el cierre de dos empresas termoeléctricas en Puchuncaví, el parlamentario apuntó a la iniciativa de Chile Sustentable, que busca eliminar la totalidad de las empresas de energía en base a carbón, al año 2030.

Luego que el gobierno anunciara el cierre de un total de 28 centrales termoeléctricas a carbón en el país, situación que se materializará en la región de Valparaíso, entre los años 2022 y 2024, cuando dejen de operar dos plantas pertenecientes a la empresa AES Gener, en la comuna de Puchuncaví, El senador por la zona, Ricardo Lagos Weber, adelantó que si bien, valora el esfuerzo y el compromiso del Estado con la reducción de material contaminante proveniente de las empresas de energía en Chile, los esfuerzos deberán ser mucho más ambiciosos en el corto plazo.

 

En este sentido, el parlamentario reconoció que “si miramos la mitad del vaso medio lleno, esto tiene un sentido positivo porque es una señal correcta al decir que vamos a disminuir las emisiones que provienen de esas termoeléctricas, aunque sea en un plazo menor al deseable, y eso yo lo puedo valorar. Sin embargo, muchos pensamos que se debe ser mucho más ambiciosos en esta materia, ponerse metas más exigentes y que estén en concordancia con los compromisos que Chile ha sumido a nivel internacional, en particular con la reducción de emisiones”.

 

En torno a la propuesta enviada por varios parlamentarios y representantes de organizaciones ciudadanas, Lagos Weber agregó que “hay una propuesta desde Chile Sustentable que hemos apoyado, y que consiste en cerrar las siete empresas más antiguas ya; el 50% de las restantes centrales de aquí al año 2025, y la totalidad de ellas, hacia 2030, lo cual nos permitiría disminuir de manera tan sustantiva las emisiones, que estaríamos cumpliendo con nuestros compromisos internacionales”, aseguró.

 

Respecto al anunciado cierre de las dos centrales termoeléctricas en la comuna de Puchuncaví el legislador fue claro. “En la región de Valparaíso, de las dos centrales que se van a cerrar en los años 2022 y 2024, muchas de ellas ya estaban programadas para su cierre en condiciones similares, por lo que si bien, la noticia tiene un efecto positivo de decir que hay un norte, creemos que la velocidad, intensidad o profundidad de la medida es relativamente escasa y creemos que debiera complementarse. Sin duda, este tema no se agota acá, y probablemente, vamos a  seguir hablando al corto plazo y nuevamente, de cómo adelantar lo que se ha anunciado de manera tímida”, aseguró.

.

Enlace al video:

Senador Lagos W calificó de tímidos los anuncios por el cierre de termoeléctricas a carbón

.